Madrinas

La clase, el rasgo esencial de los vestidos de madrina de alta costura

By enero 18, 2018 No Comments
vestidos madrina alta costura notre atelier

Se casa tu hijo y te toca desempeñar el papel de MADRINA, el más importante de la boda después de la novia. Has sido uno de los pilares en la vida de tu hijo hasta el momento y ahora debes colocarte en la posición, a veces nada fácil de “suegra”. Sin embargo, si sabes disfrutar de esta nueva etapa, puede resultar muy gratificante. Podrás acompañar al futuro matrimonio a lo largo de su nuevo camino y todo empieza con los preparativos de la boda y la celebración de la misma.

Se te presenta una tarea fundamental y debes escoger el vestido perfecto para la ocasión. Te asaltan muchas dudas y, ponerte en manos de profesionales que te asesoren cómo vestir con acierto según tu edad, el protocolo, las tendencias y el entorno, puede marcar la diferencia. En Nôtre Atelier Alta Costura te introducimos de lleno en la operación “Vestidos madrina Alta Costura”, sabiendo que, en estos casos, hacerte un traje a medida puede resultar todo un acierto y garantía para ser la única invitada que lleve ese modelo, que, además, resulte perfecto para ti y para la ocasión.

Nuestros tips para escoger el vestido de Madrina perfecto

El punto de partida y, por lo tanto, el primer tip, es tener muy presente el verdadero papel de la madrina en una boda. Si bien es cierto que la novia debe de ser la protagonista indiscutible, la posición de la madrina cobra una importancia singular. Nos atreveríamos a decir que el papel de estas dos protagonistas debe de ser tan diferente, que si se logra el equilibrio adecuado, no deben de competir, ya que se encuentran en “tronos” deliciosamente separados, pudiendo acompañarse y complementarse a la perfección.

Esto nos llevaría inevitablemente al segundo tip, el famoso saber estar. La madrina cuenta casi siempre con información privilegiada. Conoce a los novios y, por lo tanto, tiene idea de sus gustos, los motivos que les llevaron a escoger el lugar de celebración, detalles que les hacen especial ilusión y, muchas veces, el propio vestido de la novia o al menos detalles del mismo. Por eso, si sabe utilizar esta información a su favor, su estilo debe ir a la par con el de la novia y el de la boda. Teniendo en cuenta que son los novios los que escogen el dress code de su boda, la madrina no debe desentonar, por ejemplo, con un vestido demasiado ceremonioso, si esta escoge algo más informal, o al contrario.

Sin quererlo llegamos al siguiente tip, que para nosotras resulta fundamental: menos es más. A veces, un vestido de corte aparentemente sencillo, pero donde se aprecia una impecable costura o un magnífico tejido, puede resultar exquisito. Eso sí, si queremos llevar complementos como mantilla, tocado o pamela, una joya distinguida o unos zapatos o cartera que aporten el toque; debemos escoger. Recuerda que los complementos deben de acompañar al look y a la persona, no al revés. Aquí es donde impera siempre el “menos es más”.

No sentirte disfrazada. Esta condición es extensible a cualquiera en cualquier circunstancia, pero se hace vital en las bodas. La madrina debe sentirse cómoda con ella misma, de lo contrario transmitirá una imagen artificial que le restará elegancia.

Tener en cuenta las reglas del juego. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, desde luego que existe un dress code nupcial, pero hace tiempo que dejó de ser una obligación. Desde hace años, lo primordial es dar con el vestido ideal. Sin embargo, aunque el protocolo ya no sea tendencia, hay determinadas normas de delicadeza y buen gusto a las que toda madrina debe atenerse.

Por ejemplo, independientemente de lo mucho que se hayan “desprotocolarizado” las bodas, el blanco y sus derivados (beige…) siguen siendo privilegio exclusivo de la novia, a no ser que el futuro matrimonio especifique que los invitados pueden ir de este color. Este sería el caso, por ejemplo, de las bodas ibicencas.

Asimismo, debes de excluir el negro en el vestido, a no ser que seas viuda. Antes, este color estaba vetado en las bodas. En cambio, ahora es un tono más para los vestidos de invitada. Sin embargo, sigue siendo poco apropiado que la madrina, siempre y cuando no sea viuda, dé protagonismo al negro.

Otro ejemplo sería la mantilla. Si te decantas por la mantilla, esta lleva sus propias normas en cuanto a las tonalidades o tipo de vestido al que deben acompañar, por lo que debes de tenerlas en cuenta.

El azul, el color de 2018 para los vestidos madrina Alta Costura

El color Pantone en la pasarela para este año es el Ultra Violet, pero la moda nupcial va por otro camino y, en 2018, un número muy importante de las propuestas presentadas por diferentes firmas apuestan por el azul. Estándar, celeste, zafiro o cerúleo son las tonalidades que, desde Nôtre Atelier Alta Costura, te señalamos como opción si eres de las que quieren ir a la última y este color te favorece.

Recuerda que la clase no está reñida con las nuevas tendencias y que puedes ser la madrina perfecta combinando lo último en moda de invitadas con el vestido perfecto para acompañar a tu hijo al altar.

Por todo lo dicho en este artículo, recuerda que, aunque la novia es única, las miradas de los invitados también se fijarán en la madrina. Ella recorrerá el mismo pasillo al altar que la novia y en la mayoría de ocasiones se sentará en la mesa presidencial acompañando a los novios.

Como hemos mencionado, su papel es muy importante, aunque siempre diferente al de la novia. Su look debe de estar a la altura y, si valoras el trabajo artesanal y el trato exquisito, pide cita con nosotras y vente a Nôtre Atelier Alta Costura. Estaremos encantadas de ser parte de algo tan importante como el vestido que llevarás en la boda de tu hijo.

Please follow and like us:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies